martes, 23 de mayo de 2017

Manchester

El tranvía se detuvo y desde el andén nos fuimos desperdigando por el centro de la ciudad. Una multitud de extraños de vuelta o de camino, un demonio tal vez entre un puñado de ángeles.

jueves, 18 de mayo de 2017

Marina

El retratista le reconoció tan pronto alzó la mirada del pliego en blanco. Aquellos rasgos, aun vulgares, no le hubieran pasado desapercibidos ni en la noche más oscura. Creyó percibir algo de su misma sorpresa en el gesto que encaraba y se sintió incapaz de decir nada.

Un algo de rencor enturbió los recuerdos que se abrieron paso en tropel. No en vano, siempre presente, nunca pudo evitar sus más agrios sinsabores y, al cabo, también le había abandonado. Sintió las lágrimas calentarle la mirada y la retiró al percibir en sus ojos la misma congoja. El lápiz se resistía posado en el papel con el impulso de lanzarse a plasmar ese rostro con la angustia que lo deformaba la última vez que lo tuvo tan cerca. Consiguió sujetarlo, concentrar su furia en un punto negro de grafito y articular:

“¿Qué haces aquí?”

Toleró el silencio que siguió con la misma resignación con que le había soportado en aquellos últimos días, cuando fue evidente que lo había dado todo por perdido.

Indultó el primer trazo, tenue e inseguro; la linea de un labio fino demasiado alargada le trasladó mucho más atrás, cuando todo resultaba sencillo y natural. Sintió el calor suavizado en una brisa salada, el bullicio difuminado en un rumor constante remarcado a intervalos por el roce de la mina al dibujar otras líneas semejantes, paralelas y caóticas, deslizándose infinitas a la orilla entre límites abruptos y un horizonte imperfecto, torcido en su pulso trémulo. El mismo que había alentado sus terrores e ilusiones, tan absurdos como efímeros, aquel que se había ido ocultando tras realidades más cercanas y que aguardaba aún; su destino común, cualquiera que fuese.

Deseó que no estuviera allí, que se hubiese marchado con el mismo sigilo con el que llegó. Al levantar la vista sólo halló el reflejo del cuartucho alrededor.